termómetro

Hoy traemos una lámina industrial relativa a la sanidad, de un invento que todos tenemos, y que últimamente está muy presente en nuestra sociedad, el termómetro.

Eurekate Patentes y Marcas hemos querido rendir un homenaje en esta situación tan difícil, a uno de los inventos más sencillos que están ayudando a combatir la esta pandemia.

El termómetro en general no se puede atribuir a un único inventor, sino que es un desarrollo. Hero de Alejandría era conocedor de que ciertas sustancias se expandían y se contraían, especialmente el aire. Para demostrar este fenómeno construyó un experimento. Que consistía en un tubo parcialmente lleno de aire con uno de sus extremos en un recipiente de agua, se pudo ver como la burbuja crecía, se encogía y se movía.

El concepto del experimento fue desarrollándose. Y se demostró que la temperatura influía en la dilatación de ciertas sustancias. Por lo que se perfeccionó el sistema y se crearon los primeros termoscopios, antecesores de los termómetros. Estos termoscopios carecían de escalas, por lo que era difícil medir la temperatura. Hasta que se empezaron a añadir marcas a los tubos para saber cómo variaba la expansión y contracción de aire. La Lámina industrial sanidad estaba cada vez más cerca.

Pero cada dispositivo tenía su propia escala y no había un estándar. Christiaan Huygens propuso usar los puntos de fusión y ebullición como referencias en las escalas y más tarde se utilizaron como puntos fijos en una escala universal. Un problema que tenían los termoscopios era que también actuaban como barómetros y eran muy sensibles a la presión atmosférica. Por eso Daniel Gabriel Fahrenheit inventó el primer termómetro confiable creando una ampolla cerrada con alcohol en su interior y más tarde con mercurio que es más preciso.

Anders Celsius debido a la precisión del mercurio propuso una escala universal de 100º entre el punto de fusión y de ebullición.

Si tienes ideas tan geniales como estas contacta con nosotros